620 VISITAS
27.07.2015
Luego de las PASO se define el destino de los activos de Petrobras en Argentina.

El 15 de julio pasado las empresas convocadas por Petrobras para participar de un road show armado con el fin de vender sus activos en Argentina, debían responder si estaban interesados en participar del proceso. Pero ese día nada pasó. Ninguna de las empresas convocadas se pronunció. Sin embargo, las conversaciones entre Petrobras Argentina (PESA) y representantes de YPF; Pan American Energy (PAE); Pluspetrol y Tecpetrol (Techint) se mantienen.

Y la intervención del Gobierno para que la operación se cierre cuanto antes, aceleró los tiempos. La presidenta Cristina Fernández quiere tener una bandera electoral en la compra de los activos de PESA por parte de YPF. Por eso ahora en el mercado esperan que en agosto próximo, en medio de las PASO presidenciales, se abran los pliegos con las ofertas definitivas para comprar 30 reservas de petróleo en Neuquén; una refinería en Bahía Blanca; 100 estaciones de servicio; acciones en Transportadora Gas del Sur (TGS); la central térmica Genelba; la hidroeléctrica Pichi Picún Leifú; y plantas petroquímicas en Bahía Blanca (MEGA) y Santa Fe.

La salida de la Argentina se enmarca en el caso de corrupción, pago de coimas y blanqueo de dinero que Petrobras sufre en Brasil, en el marco de una causa bautizada como Lava Jato y que derivó en la renuncia de toda su anterior cúpula y la prisión para alguno de sus más altos ejecutivos. Como parte de la necesidad de blanquear su imagen inició un Plan de Negocios y Gestión 2015-2019, que prevé desinversiones por u$s 15.100 millones para el bieno 2015 y 2016. En el mercado no hay coincidencia en el valor de la transacción. Algunos estiman que el precio rondaría los u$s 1000 millones, mientras que otros no estarían dispuestos a ofertar más de u$s 500 millones. En tanto, el valor bursátil de PESA es de u$s 270 millones.

Fuentes del mercado y de algunas de las empresas que participan del proceso consultadas por El Cronista estimaron que la definición sobre el futuro de los activos de PESA está atada a la propuesta que realice YPF. No sólo en lo que respecta a la oferta económica sino también a si es integral o si apuntará a ciertos activos. También dieron a conocer una serie de reuniones entre los gobiernos argentino y brasileño para que sea YPF la ganadora del proceso. "Es el caballo del comisario y la principal candidata a comprar todo", dijeron en una de las empresas que participa del road show. "Habrá que esperar el tipo de propuesta que termina haciendo YPF para evaluar qué hacemos",dijeron en otra petrolera.

En todas pidieron reserva de nombres para evitar represalias por parte del Gobierno.

Es que algunas petroleras están interesadas en las reservas petroleras de PESA y no el segmento de refinación y distribución. Otras, como YPF, podrían poner la lupa en la refinería de Bahía Blanca y en las estaciones de servicio. Aunque algunas fuentes especulan con que YPF haría una oferta global para después vender activos a las otras empresas que participen del road show. De hecho, Pluspetrol y Tecpetrol tienen el target ideal para sumar los 3180 metros cúbicos diarios de crudo de PESA. En YPF aseguraron no tener información.

Este medio pudo saber que las interesadas trabajan de manera acelerada para terminar las propuestas ya que desde PESA les comunicaron que en agosto pretenden iniciar el proceso de selección del comprador.

En este marco, también Cristóbal López comenzó a terciar haciendo una presentación a través de Oil Combustibles ante el banco encargado de buscar compradores, para que tengan en cuenta su propuesta. El dueño del Grupo Indalo se quedó en 2010 con una refinería y una parte importante de la red de estaciones de servicio de PESA y se comprometió a sumar el resto de los activos locales.

Y es en este marco que quiere que Petrobras cumpla con la parte del convenio que la obliga a informarle sobre cualquier oferta que reciba en Argentina por el resto de sus activos. Así se aseguraba poder igualar o superar cualquier oferta. Además entró al capital de PESA, que le permite estar atento y opinar, como accionista minoritario, sobre las decisiones que tome Petrobras para desinvertir en el país.

También en esos anos creó Centenary International Corporation (CIC), un holding radicado en Estados Unidos y que, mediante una importante ingeniería financiera, contaba con u$s 1000 millones como respaldo para negociar la compra del remanente de PESA.

De hecho, en el entorno de Indalo no descartan tener que recurrir a la Justicia para evitar que el directorio de PESA tome decisiones que terminen afectando el valor patrimonial de los activos locales de la petrolera brasileña.

620 VISITAS