766 VISITAS
28.05.2015
Operaciones de M&A e inversión extranjera en su peor momento en Argentina.

La Inversión Extranjera Directa (IED) en la Argentina cayó 41% en 2014 y se ubicó en u$s 6612 millones, el nivel más bajo desde 2009, según reveló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que se cuidó de especificar que la baja obedeció a la nacionalización de YPF, a la que consideró la mayor "desinversión" de la región.

 

El retroceso interanual que marcó la IED en Argentina fue uno de los más agudos de América latina y fue determinante para que la región tuviera en 2014 una disminución agregada de 16% respecto a 2013. La baja regional implicó un cambio en la tendencia de crecimiento que se había registrado en la última década ya que el organismo estima una nueva contracción para este año, según publicó en un comunicado.

 

Además, el año pasado la Argentina volvió a caer un lugar en el ranking de países de América Latina y el Caribe que reciben más IED al ser superada por Perú, que en 2014 registró ingresos por u$s 7607 millones por ese concepto.

 

De esta manera, Brasil siguió siendo el primer receptor de inversión extranjera directa de América latina y el Caribe seguido de México, Chile, Colombia y Perú. Detrás de los cinco mayores polos de atracción de la región, se situó Argentina.

 

El documento atribuyó el desempeño argentino a la nacionalización de YPF y aclaró que si bien se produjo en 2012, no terminó de resolverse hasta 2014 cuando el Gobierno pagó u$s 5000 millones a la empresa española Repsol como compensación por la expropiación del 51% de YPF.

 

"Dado que la mayoría de las acciones volvieron a manos argentinas, en la práctica esto supuso una entrada negativa en la balanza de pagos", explicaron desde la Cepal, que consideró que la operación fue la mayor desinversión en la región en 2014.

 

En ese sentido, la comisión aclaró que las desinversiones "pueden definirse como la adquisición por parte de compañías nacionales de activos que anteriormente estaban en manos de inversionistas extranjeros".

 

Así, de acuerdo con los cálculos de la comisión, sin la nacionalización de la petrolera, la inversión extranjera directa en Argentina "se habría mantenido en un nivel similar al de años anteriores".

 

La mayoría de las entradas de IED en Argentina en 2014 correspondieron a utilidades reinvertidas, que llegaron a u$s 7365 millones. Desde que el Gobierno decidió restringir el giro de utilidades a fines de 2011, la reinversión no ha parado de crecer. Así mientras que en 2011 el monto reinvertido fue de u$s 3732 millones, en 2012 saltó a u$s 7343 millones y en 2013 fue de u$s 6916 millones.

 

Entre 2006 y 2010, el promedio de utilidades reinvertidas por las compañías extranjeras había sido de u$s 2754 millones. pero la inversión extranjera directa se complementaba con aportes de capital y préstamos entre compañías.

 

En 2014 el aporte de capital fue negativo por u$s 1184 millones porque primó la "desinversión" por la nacionalización de YPF mientras que los préstamos netos entre compañías no sumaron nada.

Fuente: el cronista comercial
766 VISITAS