1137 VISITAS
07.09.2016
Millennials ponen a jaque a los estudios jurídicos. Aborrecen la rutina!

El 85% de los "Millennials", la generación nacida entre 1980 y 1997, afirma que no renunciarían al trabajo de sus sueños por otro que les ofrezca un mayor salario.

Dentro de sus fortalezas, ellos mismos destacan la eficiencia y la proactividad, mientras que sus debilidades son la rutina y aburrirse fácilmente.

Estos son los datos que arrojó la última encuesta del portal de empleo Bumeran.com, que relevó la opinión de más de mil postulantes de menos de 35 años de edad.

Los "Millennials" encuestados afirmaron que su principal fortaleza para el trabajo es la eficiencia. Fue la respuesta del 44% de los participantes. 

Un 20% dijo ser persistente, el 19% aseguró que es "muy trabajador", y un 12% consideró ser un buen líder. Un escaso 5% destacó tener mucha disponibilidad para el trabajo. 

Sin embargo, la proactividad fue considerada la virtud principal para el trabajo en el 24% de los casos, seguida de cerca por las "ganas de aprender", con el 23% de las respuestas. El 20% priorizó "amar lo que hacés", el 19% el compromiso con el empleo, y el 14%, buscar el desarrollo profesional. 

Al respecto, Federico Barni, VP New Business Development de Navent, dijo que "lo aspiracional de los Millennials pasa por emprender, innovar, emplear antes que por sólo ser parte de una gran empresa. Desde nuestro lugar como portal de empleo, creemos que entender (y no juzgar) las motivaciones y aspiraciones de esta generación son el primer paso para usar todo su potencial y talento."

"¿Qué te diferencia de tus compañeros de trabajo?", fue otra de las preguntas. Un 34% de los "Millennials" dijo ser un "solucionador de problemas" y un 26% dijo que "confían en mi trabajo". El 17% se consideró productivo, el 10% muy trabajador y un 7% aseguró que suele tener "ideas únicas". 

Al sincersarse sobre sus debilidades personales, casi la mitad de los Millennials (48%) admitieron que no les gusta la rutina, y un 27% reconoció que se aburre o desmotiva fácilmente en el trabajo.

En ese marco, el 40% de los usuarios de Bumeran remarcaron que la retroalimentación o feedback es aquello que los mantiene motivados. Un 25% mencionó para ese fin los beneficios constantes, y solo el 17%, los incentivos económicos. 

Seguir órdenes (6%), baja productividad (2%) y poca permanencia -"No me quedo en un trabajo más de un año" (4%)- fueron otros factores mencionados por los encuestados al hablar sobre sus carencias. 

Sin embargo, al ser consultados sobre cuáles creen que son las mayores debilidades de un trabajador en general, el 30% indicó la falta de constancia y el 28% la falta de productividad.

El ser poco participativo fue la tercera falla mencionada por los Millennials (23%), seguido del desinterés en la empresa (9%) y que renuncie al poco tiempo de haber ingresado a la compañía (6%).

Motivo de renuncia

A la hora de elegir un empleo, el 44% puso como prioridad la "posibilidad de crecimiento" que encuentre en la empresa a la que se postula. El 20% busca tener desafíos constantes.

Un 15% de los encuestados valoró el buen clima laboral y sólo el 10% pidió flexibilidad de horarios, pese a que en diversos estudios se indica que ésta posibilidad suele ser una de las más buscadas por los Millennials. 

Un dato destacado es que el salario ofrecido quedó prácticamente en el último lugar entre las prioridades de los jóvenes de la generación Y que buscan trabajo. Sólo un 9% lo mencionó. 

En línea con lo anterior, al ser consultados sobre los motivos que los hicieron renunciar a sus empleos anteriores, el 45% mencionó las pocas posibilidades de crecimiento profesional. Este último punto queda entonces a la cabeza de las pretenciones de esta generación, que debe ser tenido en cuenta por los reclutadores que busquen bajar el nivel de rotación de personal.   

El sueldo bajo quedó en segundo puesto (22%) como motivo efectivo de renuncia, seguido del mal ambiente laboral (18%), el trabajo muy rutinario (8%), los pocos beneficios (4%) y la mala relación con los superiores (3%)

Estos datos sorprenden, ya que la rutina -que aparece en esta misma encuesta como un "talón de Aquiles" para los Millennials- no es sin embargo un motivo de renuncia que aparezca como importante para estos jóvenes. 

De la misma manera, la relación con los líderes registra poca relevancia, pese a que se dice popularmente que las personas no renuncian a los trabajos sino a los jefes. 

En ese marco fue que el 85% de los encuestados aseguró que, en caso de lograr el trabajo de sus sueños, no abandonaría el mismo para cobrar un sueldo mayor en otro lado. 

1137 VISITAS